Resfriado en el embarazo

0 comentarios
Embarazo de 180 a 270 días

El resfriado en el embarazo suele ser común ya que durante esta etapa es difícil para la mama combatir infecciones, dado que su sistema inmunitario es más bajo. Por esta razón una mujer embarazada es más susceptible a contraer gripe u otras enfermedades.

Las mujeres embarazadas están más expuestas que las mujeres de su misma edad que no están embarazadas a complicarse con un cuadro gripal. La mamá debe tomar las precauciones necesarias, para evitar un resfriado en el embarazo y mantenerse sana durante la temporada de invierno cuando la gripe abunda.

 

Entre los principales síntomas de resfriado en el embarazo que debe tener en cuenta la futura mamá están:

  • La presencia de tos
  • Dolor de garganta
  • Secreción nasal
  • Fiebre superior a los 37.5
  • Dolor de cabeza y cuerpo
  • Vómitos y diarrea

 

Vacuna antigripal

Para prevenir complicaciones, la mujer embarazada debe recibir la vacuna antigripal. Las mamás que reciben la vacuna se enferman con menos frecuencia. Además, es muy poco probable que presenten un cuadro grave de gripe que pueda ocasionarles un daño a ellas o a su hijo.

 

Presentar un cuadro leve de gripe a menudo no es dañino para la madre o el niño. Sin embargo, la vacuna antigripal puede prevenir los cuadros graves de gripe que pueden ocasionar daño a la madre y al bebé.

Con o sin embarazo no es agradable tener una gripe o resfriado, por todas las molestias que están asociadas a ella. Debemos entonces recordar que la gripe es producida por un virus, que no existen medicamentos para curarla y que uno simplemente debe esperar unos días para que las defensas del cuerpo actúen y resuelvan la situación.

Existen medicamentos que ayudan a aliviar síntomas como el malestar general y la congestión nasal. Sin embargo, estos están contraindicados durante el embarazo, No se pueden consumir! El consumo de medicamentos en el embarazo puede afectar la formación del bebe y por lo tanto producir daños y malformaciones de naturaleza irreversible. Por eso, es importante hacer énfasis en que no utilices ningún medicamento que no sea específicamente formulado por tu médico.

¿Qué hacer si tienes gripe y estás embarazada?

Hay algunas medidas generales que te pueden ayudar:

  • Hidratación. Tomar abundantes líquidos te permitirá tener tus vías respiratorias más libres de secreciones. Con suficiente agua , el moco que se puede acumular (no solamente en la nariz, sino en todas las vías respiratorias incluidos tus pulmones), se hace más fácil de expectorar y por lo tanto disminuye el riesgo de infecciones más serias, como una neumonía.
  • Solución salina o suero fisiológico. Puedes utilizar gotas con solución salina haciendo claridad en que estas no contengan ningún medicamento o descongestionante adicional. Estas también ayudan a tener tu nariz menos congestionada y a que puedas respirar con mayor facilidad.
  • Vitamina C. Recibir alimentos ricos en vitamina C como la naranja y otros cítricos es una forma de ayudar a tu cuerpo a defenderse frente a la gripa.
  • Remedios caseros. El uso de remedios caseros como las gárgaras de agua tibia con limón y/o o con miel puede ser una ayuda cuando hay irritación en la garganta. El uso de otros remedios caseros debe ser consultado también con tu médico.
  • Alimentación balanceada. Una alimentación saludable con los diferentes grupos de alimentos (proteínas, azucares, harinas, frutas y verduras) favorece una adecuada alimentación y fortalece tus defensas.
  • Ejercicio. El ejercicio de manera habitual y diaria, sin que se trate de ejercicio de alto rendimiento o de alto riesgo mejora tu estado físico y tus defensas. Solicita instrucciones a tu ginecólogo respecto a qué tipo de ejercicios puedes realizar y con qué nivel de intensidad.

Dejar un comentario

translation missing: es.blogs.comments.note
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que obtenga la mejor experiencia en nuestro sitio web.
Gracias por suscribirte!